martes, 14 de mayo de 2013

Lo que no nos enseñan: un ejemplo cotidiano.


Tengo bastante claro que la Universidad no nos enseña muchas cosas que creo que son imprescindibles.
Hoy en clase he hecho un pequeño experimento para demostrarlo. El profesor nos hablaba con pasión sobre el constructivismo (la única teoría educativa que nos inculcan en la Uni como válida). Normalmente yo no saco estos temas, pero he cogido y le he preguntado: 

- Profesor, ¿el constructivismo tiene más formas de aplicación aparte de la de la escuela "normal" verdad? -te estoy preguntando entre líneas si hay algo más allá de lo que nos enseñas, querido profesor- Porque he oído que muchas escuelas libertarias lo aplican y allí los niños eligen lo que aprenden.
- Hombre, habría que ver en qué se basan... y habría que ver qué escuelas son las libertarias...
- Pues son las escuelas anarquistas. Se basarán supongo en Piaget, el constructivismo... que los niños eligen lo que aprenden y lo aprenden ellos solitos, por construcción individual de conocimientos... no sé, mi duda es si el constructivismo tiene aplicaciones diferentes.
- [contesta algo confuso que no recuerdo]... eso es aprendizaje por descubrimiento, claro... pero eso de que los niños aprenden ellos solos sólo vale para ciertas cosas, imagínate que tuviera que aprender a multiplicar él solo: se tiraría un año y aún así... No sé, es que esto [refiriéndose a estas pedagogías] es, por decirlo de una manera, como el fútbol... todo el mundo habla de fútbol pero no son entrenadores, jugadores ni técnicos ni nada...

Ahí está. Qué fácil ha sido sacar ese desprecio que se respira en toda la Universidad hacia cualquier cosa que suene a alternativa pedagógica. Y no te lo pierdas, que ha sido hablando de todo un clásico español como son las escuelas libertarias, que no he sacado nada así muy "freak". 
A ver, profesor, te contesto mejor por aquí, que si no, me sulfuro: 
  • ¿De verdad un adulto culto puede pensar que estas pedagogías surgen de la ignorancia? O sea, que maestros, pedagogos, pensadores, van más allá de lo establecido, idean, exploran otras posibilidades educativas, que aún hoy subsisten -más de un siglo ya- pese a tener que trabajar al margen de la educación pública, y usted ¿decide que no son válidas? Desde la ignorancia, por cierto, porque ese comentario sobre las multiplicaciones... Intolerancia por desconocimiento. 
  • Y no hablo ya de la libertaria: ahora pienso en todas esas pedagogías que existen y que igualmente se ignoran en la universidad. 
  • Incluso el insinuar que sobre la educación sólo deberían opinar expertos es ofensivo. ¿Y las familias? ¿Y los niños? 
  • Le resulte válida o no, lo cierto es que estas pedagogías sí son la correcta para muchas personas, que crean una realidad educativa alternativa con mucho esfuerzo y con altos ideales. Me harta mucho esa actitud de "mi pedagogía es la mejor, las demás son un error", que, ¡ojo! la tiene más de un alternativo también. 
  • Y lo más importante, los maestros deberíamos conocerlas en profundidad, apreciarlas y enriquecernos con su conocimiento. ¿No se da cuenta de que esta tarde le ha enseñado a mis compañeros a despreciar otras teorías?



Me gustaría aclarar que esta conversacion descontextualizada puede hacer parecer un monstruo a mi profesor pero es una bellísima persona. Lucho contra cosas más grandes que contra el individuo que manifiesta el problema de fondo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te comentas?